El Tribunal Constitucional ha anulado hoy la prohibición de las corridas de toros en Cataluña al considerar que se vulneran las competencias del Estado en materia de cultura. Canarias las prohibió en 1991 y siguen prohibidas. Y, desde esta noticia me he planteado que una cosa pueda ser constitucional en una autonomía y en otra no, es por lo menos paradójico.

El agravio comparativo o trato desigual, entre Comunidades Autónomas, es un tema antiguo y complicado. La Constitución de 1978, permitió sentar las bases para una  democracia plena y el desarrollo de la capacidad de autogobierno de las Comunidades Autónomas hacia un modelo más igualitario, que se correspondiera con una progresiva desaparición de los desequilibrios territoriales y sociales. El Estado de las Autonomías, se basa en la bilateralidad y el conflicto entre el Estado y la  Comunidad Autónoma, pero ahora se añade el dictamen del Tribunal Constitucional.

El agravio comparativo siempre ha existido y por supuesto visto de manera diferente si se ve desde Cataluña o desde el resto de España. La crisis de la deuda y los consiguientes “rescates” a distintas comunidades autónomas (incluida Catalunya) han contribuido a los agravios comparativos y a la confrontación entre “ricos” y “pobres”. Unos piensan que todo se lo dan a Cataluña y otros piensan que reciben menos de lo que aportan al Estado.

Si recordamos el tema político, el PP recurrió en agosto de 2.006 el Estatut de Catalunya, más de 40 artículos del Estatuto de Cataluña, de los que 30 eran idénticos a otros tantos artículos del Estatuto de Andalucía, Baleares o de la Comunidad Valenciana. El Estatut catalán de 2.006, lo votó un 88% de los diputados del Parlament de Cataluña, fue recortado a su paso por las Cortes. El texto fue aprobado en referéndum en junio de 2006, que le dieron su apoyo el 73,9% de los votantes en un referéndum en el que la participación se quedó a seis décimas del 50%. Volvemos al agravio comparativo, una comunidad puede carecer de una serie de competencias por inconstitucionales que, sin embargo, estarían plenamente vigentes en otra. El fallo del TC supuso el gran impulso del proceso independentista que existe hoy en Cataluña, consecuencia de recortar por parte del Constitucional una ley que fue refrendada por los catalanes.

España es un Estado plurinacional y plurirregional donde coexisten y se relacionan diversas culturas, lenguas e identidades, el estado de autonomías esta caduco y es necesario reformar la Constitución hacía un modelo federal en el que prevalezca el principio de igualdad y la solidaridad entre las personas y los territorios; se respete la decisión voluntaria de las mismas y no haya discriminación. El Estado de las Autonomías, sólo conduce a profundizar en las diferencias y en el agravio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.