Categoría:

El antitodo del sindicalismo de clase.

El prefijo «anti» significa opuesto, modifica la raíz de una palabra, señalando oposición o contradicción, el antitodo como argumento es la contradicción de algo que se quiere demostrar o probar. El antitodo no es patrimonio de unos o de otros, lo emplean todos, es la capacidad de negar, de persuadir a los demás de que están equivocados, de que nuestro argumento es más coherente que el de los demás. Pero, lo peor es que se convierte en una manera de enfrentamiento, de no aceptar ni réplicas, ni refutaciones. Son multitud las palabras a las que nos hemos acostumbrado: antiabortista, antidroga, antisistema, antiviolencia, antitaurino, antifeminismo, anticomunismo, antifascista… 

Lo importante de respetar opiniones es que sean diferentes a las tuyas, incluso contrarias, por eso sería tan importante evitar el antitodo, llevar la contraria por sistema.… Leer más...

Publicado en: