Categoría:

La okupación como movimiento antisistema.

La  ocupación ilegal de viviendas es una de las principales preocupaciones de los propietarios de viviendas y de segundas residencias, la okupación es sinónimo de miedo, donde salir de casa para ir a trabajar, a comprar o irse de vacaciones, equivale a que al regreso a tu propia vivienda esté okupada. La legislación española distingue entre ocupación de una vivienda habitada y una vivienda vacía, el propietario si no han pasado más de 48 horas podrá llamar a la Policía para desalojar a los okupas. Si la Policía no consigue su objetivo, a partir de esos dos días, se necesita una orden judicial, y el propietario tendrá que solicitar judicialmente el desalojo de los okupas, bien por la vía civil o por la penal, acreditando que la propiedad es suya.… Leer más...

Publicado en: