Las decisiones más importantes que afectan a los ciudadanos de todos los países de la Unión se adoptan y legislan en las Instituciones europeas, por eso Europa es también muy importante para España. Porque, todas las políticas económicas, fiscales, sociales, de seguridad se toman en Europa. Las soluciones que reclamamos al Gobierno de España, también pasan por las decisiones que se adopten en Europa. Si son importantes las elecciones generales de un país, me pregunto. ¿por qué en España se les da tan poca importancia a las elecciones europeas? Todos los partidos están más centrados en ganar los grandes ayuntamientos, las elecciones autonómicas, que las elecciones europeas.

Si queremos una Europa de los ciudadanos que preserve el Estado del Bienestar y de los derechos, si no queremos que la extrema derecha dominen las Instituciones europeas, debemos votar. A lo mejor Europa es algo que sentimos como lejano, pero en nuestro voto está luchar contra la oligarquía financiera y la pérdida de derechos fundamentales y sociales. Quizás no sepamos la importancia de Europa, pero hemos de ser conscientes del poder de nuestro voto para que otros partidos políticos puedan tomar nuevas decisiones de gobierno sobre las desigualdades sociales, el empleo, la solidaridad con los migrantes, medio ambiente,…

La extrema derecha europea de la francesa Marine Le Pen, del islamófobo holandés Geert Wilders, del italiano Matteo Salvini, el primer ministro húngaro, Víktor Orban, los representantes de Austria, República Checa, Polonia, Dinamarca, Alemania, Finlandia e incluso España. Como el número uno de Vox para las elecciones europeas, Jorge Buxadé que no se arrepiente de su paso por Falange, pero sí «de haber sido militante del PP». La extrema derecha tienen como objetivo conseguir el mayor número de escaños del Parlamento Europeo, para conseguir sus objetivos y manipulando a su favor diversos rechazos y descontentos de la ciudadanía de todos los países de la Unión Europea. 

Si no queremos que triunfe ese discurso ultra que rescata odios, que crea miedos, que agrupa rechazos y promete soluciones fáciles. Si no estamos de acuerdo con que gobiernen en Europa una ultraderecha que resucita mitos identitarios, la xenofobia, el proteccionismo y la descalificación de la clase política, tenemos el próximo domingo en nuestro voto, la posibilidad de una Europa diferente. Después ya no habrá solución… 

Un comentario sobre “Elecciones europeas decisivas.”

  1. Votar es un tema crucial en la democracia y en la vida política, elegir a un determinado candidato o partido y no a otro, es un tema personal: unos votan de forma analizada, otros de forma intuitiva y otros en forma de castigo. Pero, lo peor es no votar, no participar, caer en la abstención como respuesta de desilusión, cabreo o simplemente apatía.

    Siempre hay excepciones y matices, pero lo que está claro, casi siempre, es que la mayor participación favorece a la izquierda. Si la gente se queda en su casa, casi con seguridad ganan los partidos de derecha. Las elecciones del 28-A significaron la mayor movilización de los últimos 15 años, aunque otras veces ha ganado la derecha como en el 1996, que ganó José María Aznar del PP. con una participación del 77,4%.

    En este domingo se votan ayuntamientos, algunas autonomías y las elecciones europeas, si baja la participación la izquierda perderá las elecciones o si las gana no tendrá suficiente para poder gobernar. Porque no basta con ganar, para poder ganar ayuntamientos, gobiernos autonómicos y una buena representación en el Parlamento Europeo, hay que que sumar votos de diversos partidos.

    Que nadie minusvalore a Vox, ni al resto de la derecha que están divididas. Porque pensando que los políticos no se preocupan de lo que pensamos y necesitamos nosotros, que solo buscan sus intereses personales no hacemos ningún bien a la democracia. Porque en las elecciones andaluzas del 26-M, la culpa de que ganara en votos la suma de las derechas y la ultraderecha fue de quienes no fueron a votar.

    Los ayuntamientos de Madrid y Barcelona, la Autonomía de Madrid…, solo se ganaran con más participación y más votos de la izquierda. Si gana la desafección, las tres derechas ganarán más poder, porque no basta solo con ganar las elecciones, hay que sumar. Y, queda por saber los resultados de Unidas Podemos, que son una incógnita. Como las posibles coaliciones del PSOE sin apoyos independentistas. No estamos votando ilusión, estamos votando las propuestas políticas que tendremos en los próximos años y que determinará nuestro papel en la sociedad en libertades y derechos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.