Categoría:

Nunca Máis.

El 13 de noviembre del año 2002, el Prestige, un petrolero procedente de San Petesburgo que transportaba una carga de 77.000 toneladas de fuel ruso, se partió en dos en las costas gallegas. Tres días después, el 16 de noviembre, casi 200 kilómetros de la Costa da Morte aparecieron cubiertos por el «chapapote». Manuel Fraga, presidente de la Xunta, aseguraba el 15 de noviembre del 2002 que «el peligro más grave había pasado». Mariano Rajoy, vicepresidente del Gobierno, dijo días más tarde que probablemente «el combustible del Prestige no se verterá». El desastre afectó a 2.600 kilómetros de costa y tuvo un coste económico cercano a los 4.000 millones de euros. … Leer más...

Publicado en: